Historias y 'compartires' muy lites..

domingo, junio 04, 2006

En La Haciendita

Ayer estuvimos en La Haciendita - lugar donde siembra sus maravillas Miguel mi esposo - para almorzar con los hijos de Miguel: Miguel el mayor, Marga su esposa, Eugenia y Miguel, sus hijos. Luis, el menor y Andreína su novia.
El primero que llegó fue este visitante, un morrocoy, que no sabemos de donde venía. Llegó, estuvo un rato por allí y después se nos desapareció.
Luego de compartir un rato con Mr. Mo - así bautizamos al fugaz visitador- me fui a sar una vueltica por la matas. Hay una parte donde están los cítricos, limones, toronjas, naranjas y mandarinas, y también hay allí unas peritas de agua. Los cítricos están en flor y el aroma a jazmín era embriagante.
Por la misma zona están las piñas, mangos y semerucos.
Después fuí a recojer laurel para traer a la casa. Este es el arbolito que nos provee el laurel.
Como no llegaba la gente me dí una vueltica por el arbolito de ají dulce.. ya es un arbolito grande.Llegaron y Eugenia fue a conocer la Casa de Pitufito Pichurrín, en el árbol de mango. El Pitufito no estaba en el momento, así que la invité a recolectar frutas, le explicaba yo que la recolección había sido un trabajo femenino desde siempre. Ella me miraba muy seria. Nos acompañaba Luis en la faena.
Primero pasamos por el árbol de pomarosa.
En el camino nos tropezamos con una gran mano de cambur, pero aún le falta por crecer. No se pueden agarrar todavía, así que quedó allí.
Luego casimiroas
y parchitas.
Después Eugenia recolectó ciruelas de huesito. Estaba encantada.
Empezó a llover y tuvimos que correr a guarecernos. Luis la cargó y arrancamos a correr para la casita.
A todas estas el Miguel pequeñito se comía felíz un mango. Ya sabemos que ningún venezolano puede llegar al año de vida sin tener su foto comiendo mango. Aquí el Miguelito en función.
Luego de escampar, los Migueles prendieron los carbones para asar una carnita.
Eugenia había llevado unos potecitos para sembrar con su Toto y así lo hicieron. Yo la asistí en el pintado de los potes.
Como a las seis de la tarde, cada uno para su casa. Nos fuímos cansados todos. Increíble, me quedé dormida a las 8 y media y me desperté esta mañana a las 7. Hacía años que no dormía tanto.
Fue un sábado bien lindo :D

5 'compartires':

Nelson dijo...

Hola Zulmy, aquí entrando a ver tus actualizaciones, valla como te envidio por ese fin de semana tan buena nota que tuviste jajajaja... yo aquí en la cocina de la casa trabajando como siempre. Ahora tengo que empezar hacer ahumados para una exposición. Bueno por ultimo cuando puedas visita mi blog ay cosas nuevas haber que te parecen y me das tus críticas, vale chao éxitos.

Zulmy García dijo...

Qué ricos los ahumados. Yo tengo un ahumador pequeño que me regaló mi cuñada Chelena. Allí he ahumado queso, jamón para el pan de jamón, pollo, berenjenas. También he ahumado en el wok.
Yo visito tu blog casi todos los días, y me gusta. No escribo mucho porque para entrar a escribir en los blogs de MSN hay que "sign in" y es un proceso muy fastidioso para los que no utilizamos Explorer, lo saca a uno 20.000 veces antes de aceptarlo. Es fastidiosísimo!!
De lo de la Harina Pan que vi que escribiste. Isbelia, esposa de un primo, me contó que hizo un curso para aprender a usar la Harina P.A.N. por esa época.. me hizo mucha gracia cuando me lo dijo.

Anónimo dijo...

Hol, me gusta mucho tu blog tengo una duda? la pomarosas que tu mencionas y que sale en la foto yo la conozco con el nombre de pomagas, y para mi lo pomorosas son una frutas mas pequenas redondas de color amarillo palido con un marcado gusto a rosas y se dan en clima fresco como el de Bocono que es donde la he comido.Saludos desde Holanda Maru

Anónimo dijo...

Perdon es pomarosa

Zulmy García dijo...

Hola Maru
Gracias :D
La cosa es al revés pomagas es la que es amarilla con aroma a rosas. Hoy me comí dos, y pomarosa es esta, la de foto. Es deliciosa también. Los nombres se parecen, yo siempre me confundo, y son tan diferentes. Ahorita estoy clara cual es cual, pero dentro un tiempo me preguntas y me enredo toda otra vez ...