Historias y 'compartires' muy lites..

jueves, febrero 22, 2007

Desayuno de hoy

Gracias a Fitziane, Nima y Pilar por las sugerencias, pero finalmente me fui por un desayuno Newyorkino: Huevos Benedict, solo que en lugar de utilizar jamón, usé salmón ahumado, y en lugar de dos huevos, solo uno.
Los Huevos Benedict fueron creados en New York, hay dos versiones de la historia pero ambas historias son en NYC, así que parece que hay duda en la historia, pero no en el sitio de la historia. Los Huevos Benedict sencillamente son: un English Muffin cortado en dos rebanadas, encima de cada rebanada se coloca jamón canadiense – un tipo de tocineta con bastante mas carne; encima de esto un huevo pochado – uno en cada rebanada; y de bañan ambos con salsa holandesa.
Mi truco para pochar el huevo sin que se me desparrame, es este:
Exacto, el agua caliente, a punto de ebullición, con una tapita de vinagre: coloco el huevo en un cucharón de sopa y así lo meto en el agua. No falla!!
El truco para la salsa holandesa, es no tenerle miedo. Solamente es una mayonesa con los huevos cocidos. Se coloca una olla con agua a punto de ebullición y arriba otro recipiente que quepa cómodo, pero que no toque el agua - en inglés le dicen double boiler. Se colocan en el recipiente de ariba, digamos dos yemas de huevo con 1 cucharada y media de limón - o al gusto, sal y pimienta. Eso si hay que batir constantemente, pero no pasa de dos o tres minutos. Tampoco es horas pegada de la olla. Lo importante es saber que la historia de batir siempre, de que el recipiente no toque el agua o que el agua no hierva es para que los huevos no se conviertan en huevos revueltos.
Por otro lado tienes mantequilla derretida en el microondas. Digamos un tercio de taza, que se usará menos, pero por si acaso.
Al ver que los huevos ya cambian de consistencia, empiezan a parecer una salsa, se le agrega la mantequilla en un hilo, tal la cual la mayonesa. A mi la salsa no me gusta espesa, sino suave. Uno deja de agregar mantequilla en el momento que tiene la consistencia deseada, listo.
Así, que por un lado tienes tus huevos pochando a fuego bajo, y por el otro vas haciendo la salsa holandesa. No es nada del otro mundo, créanme.
OK, acompañé los huevos con un jugo de naranja con granadina en copa de champaña, para sentir que era una Mimosa. No es cosa de empezar con champaña a las 7 de la mañana: crema agria, café negro y flores de trinitaria de mi balcón.

6 'compartires':

fitziane dijo...

Muy bien, se vé riquísimo no importa de donde haya salido la receta.
Josianne

Nima dijo...

Zullllllmmmyyyyyyyyy y esa especie de cachapita que tiene el salmón arriba ¿qué es?....lo demás supongo para quien sería jijijiji...eres una maravilla y te tienen que querer muchísimo.

Besos

Zulmy García dijo...

Hola Fitziane.. estoy encantadísima porque según oí, este nuevo año es del cerdo, y quienes nazcan bajo el signo del cerdo serán personas afortunadas. Minieto nace este año lunar!!!

Zulmy García dijo...

Hola Nima,
Esa especie de cachapita es una foto que no refleja lo que es, esta fotógrafa aficionada algún día sacará fotos bien.
Sobre el salmón lo que está es un huevo pochado o escalfado, como los llamaba mi abuelita, cubierto de salsa holandesa.
Y sí Nima, ya sabes para quien fue el desayuno :)... nos queremos muchísimo. Solo que no quiere saber que lo mencione en el blog, aunque no se pierde leerlo!!

pattyce dijo...

eso se ve riquísimo.
me has dado una idea para celebrar nuestro primer aniversario de casados (el mío y el de mi marido, claro!) pero con lo q me gusta inverntar con sabores en la cocina y a él lo puedes alimentar todos los días lo mismo y es medio melindroso con la comida :(

se me pone dificil me parece

(el más reciente desayuno: arepas con diablitos, queso y jamon, acompañado de mate) ^_^

Zulmy García dijo...

Qué alegría Patty que te inspires en mi desayuno para tu aniversario... y te deseo que sea un muy felíz aniversario!!!