Historias y 'compartires' muy lites..

miércoles, abril 18, 2007

Regresando de Mérida

Desde el jueves hasta el lunes nos fuimos a Mérida. Desayunamos tempranito en casa de mi mami cuando fuimos a buscarla, con arepas, caraotas fritas, queso blanco y café con leche.
Nos fuimos vía Barinas y por el Páramo. En Barinas, ya saliendo hacia Barinitas hay un restaurant a mano derecha – no me acuerdo el nombre – donde hemos comido un par de veces. Alli mi almuerzo fue Tarkari de Lapa, no tenía curry y el vino no era blanco sino tinto, así que más bien era un Lapa Au Vin; acompañado por papas al vapor y unos plátanos dulces. Delicioso!! De allí empezamos a subir el Páramo y por los lados de la Loca Luz Caraballo nos conseguimos con Haydée, Mariana e Irene que venían justo detrás de nosotros. Nos paramos en un restaurancito para que ellas se comieran unas sopas de pollo y carne acompañadas de arepas de trigo, y dijeron que todo estaba delicioso. Subiendo por el Páramo, en casi cualquier lugar por pequeño preparan muy bien las sopas y los granos.
Al final del día llegamos a nuestro destino, el Cortijo Chiquinquirá, donde el sábado sería el matrimonio eclesiástico de Hugo y Luisy. Queda a unos 15 minutos de la ciudad de Mérida, en el sector La Plazuela del Manzano Alto.
Camino hacia allá vimos un par de lugares que ofrecen pescuezo relleno. A mi esposo se le alborotó el sur de Francia, Omi mi cuñada me contó que a su esposo - hermano del mío - le pasó exactamente lo mismo. No hubo tiempo de probarlo.. la próxima vez será.
Y lo digo porque con el hijo, la nuera y el nieto ya casi por llegar, viviendo allá visitaré esa hermosa región con más frecuencia.
La boda estuvo preciosa, cálida y felicito a Lisbeth y Luis – padres de Luisy – porque todo quedó hermoso. ¡Y agradezco sus atenciones sin fin !!
Por cierto que Lisbeth me introdujo a Bavaria. Bavaria es donde compramos estas maravillas.
El dueño es un maestro charcutero alemán que vive en Mérida desde hace nueve años y a quien vaya a Mérida le recomiendo que TIENE que pasar por allá, porque es una maravilla. Las cosas que hace son de primera, y las hace allí mismo. Espero tener más tiempo la próxima vez y tomar fotos para compartir con ustedes.
El domingo desayunamos con Pisca Andina, arepas, aguacate y queso en el Cortijo. Después de despedir a toda la familia que nos acompañó y que también se hospedaba allí, partimos hacia Valera, Estado Trujillo, rumbo Pico El Aguila. Es la zona de las alcachofas y probamos unas al ajillo.
El lunes salimos de Valera para Caracas, vía Barquisimeto, Estado Lara. Lara tierra de piñas, uvas, queso de cabra, chivos, cordero, ovejos.. en fin una gastronomía variada y deliciosa. Y además a Barquisimeto la llaman, y con razón, la capital musical de Venezuela. No hay Barquisimetano o Larense que se respete que no sepa tocar aunque sea un instrumento musical. Lindo viaje!

2 'compartires':

Nima dijo...

Gracias por el paseo, que divino...que bueno que todo salió bien.
Lara musical y Dudamel con el Papa en su 80 cumpleaños dirigiendo orquesta en el Vaticano, así que el dicho es cierto.
El mejor país ¿dónde está?....

Besos

Zulmy García dijo...

Siiii, todo salió estupendamente, gracias a Dios! Ahora viene el nacimiento del bebé.
Tienes razón Nima, Dudamel es un sueño de chamo, larense es decir, de este país, mi país, tu país...