Historias y 'compartires' muy lites..

miércoles, julio 18, 2007

Auyama de sobra

La auyama (Cucurbita maxima), fruto cucurbitáceo como el melón, el pepino, la patilla o sandía, americana de pura cepa. Es muy versátil, y casi que con ella se puede hacer de todo: sopas, pastas, risottos, purés, jaleas y postres. Se puede hervir, hornear, freír. Y, hablando de su digamos ‘nacionalidad’, me encanta descubrir la forma como América participa en la gastronomía global, y eso sin tomar en cuenta la cantidad de productos de este continente que aun no se han hecho ‘famosos’ en otros lares.
Pues bueno, en estos días cuando fui al mercado y compré un lindo y grande pedazo de auyama o calabaza. Resulta que el viejo, justo al día siguiente, me regaló un pedazo aun mayor, y de su cosecha. Así que ahora tengo auyama de sobra.
Lo primero que hice fue una sopa de auyama, con vimo blanco, jengibre, zanahoria, una papa pequeña, granos de mostaza y crema de maíz.
Al día siguiente un puré de auyama a la que agregué cebolla cruda picada pequeña, perejil, trigo partido, aceite de oliva y limón. Tipo tabule, pero en lugar de tomates utilicé puré de auyama.
Y hoy me dio por hacer un pan de auyama. Recordé un delicioso pan de maíz que aprendí en el Instituto Europeo del Pan, después pensé en un pan de sándwich pero amarillito, por la auyama. Y terminé inclinándome por un pan dulzón.

Pan dulce de auyama

Cantidades
Harina todo uso: 563 gms
Puré de auyama: 184 gms
Agua: 148 gms
Leche: 107 gms
Levadura instantánea: 25 gms
Aceite vegetal: 18 gms
Azúcar rubia: 68 gms
Sal: 7 gms
Jengibre rallado: 1 gm
Canela: 1 gm
Coloqué en la KitchenAid los ingredientes y amasé por 5 minutos a velocidad 1 y 3 a velocidad 2. La masa resultó pegajosa. La dejé subir por una hora, la formé y la dejé levar hasta doblar el tamaño. Horno precalentado a 180C por unos 40 minutos o hasta que la temperatura interna del pan sea 195F.
La textura del pan es suave, es un pan dulce delicioso para comer con café y mermelada o para hacer french toasts. Me gustó la textura y el color. Se me ocurre disminuir la cantidad de azúcar, reemplazar la canela y el jengibre por salvia o granitos de comino, formar en bollitos de 50 gms o más quedarán unos pancitos bien ricos para acompañar un almuerzo o para sándwiches.

3 'compartires':

haydée dijo...

Como tambien tengo auyama de sobra haré este pan. resulta muy conveniente porque no lleva huevos.... y no se trata de que me esté cuidando el colesterol.... ¿Es que no cobnsigo huevos en mi mercado más cercano!!!!... Y me niego a andar buscando víveres por toda Caracas. Por cirto... ¡Habrá algo que sustituya a los huevos para "pegar"c los ingredientes?

W.L van Hulst dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Zulmy García dijo...

Bueno sis,
Lo que se me ocurre que 'pega' los ingredientes es la gelatina, sin sabor por supuesto. Peeero, no sirve para todo. ¿Te imaginas una tortilla de papas sin huevos? Sería, no sé un aspic, pero tortilla de patatas, nunca. Sin embargo, huevos consigues en la frutería que está en la vía entre tu casa y la mía.
Besos