Historias y 'compartires' muy lites..

jueves, febrero 05, 2009

Haciendo arepas por primera vez

La arepa es uno de esos, digamos, platos que ningún venezolano, no importa de qué parte de Venezuela eres, no come. No conozco a nadie que no le gusta una arepa.
A los caraqueños, nos encanta llevar a los extranjeros que nos vienen a visitar, a una arepera. Explicarles la arepa, los rellenos con nombres tan divertidos como Reina Pepiá (aguacate y pollo), la Pelúa (carne deshilachada o ‘esmechada’ con queso amarillo), Dominó (caraotas negras y queso blanco), y la maravillosa variedad de otros rellenos (pernil o huevos de codorniz por ejemplo) que tienes para escoger. Deliciosos jugos de frutas para acompañarlas (níspero, mandarina, lechosa, naranja con zanahoria, guanábana, patilla, durazno.. you name it!); quizás una buena taza de café (los cafés también los servimos en una larga variedad de formas) , o una cerveza fría si hace calor, si te gusta la cerveza. Yo prefiero jugo o café, pero gustos son gustos.
Solitas, es decir sin relleno (viudas las llaman algunos), son las mejores acompañantes de un hervido de gallina.
La arepa, antes de la invención de la harina de maíz precocida, requería un proceso largo de preparación, que llevaba hasta 2 días. Hoy se hacen en un dos por tres. A una taza de harina se le agrega media cucharadita de sal y una taza y media de agua. Se mezcla, se deja reposar hasta que la harina se hidrata y e forma una masa. Se amasa, de verdad que amasar un rato mejora la calidad de la arepa. Se le da su forma redonda característica y se cocina. Hay quien la hace en el tradicional budare – una especie de plancha – y luego al horno. En las areperas las hacen en grandes planchas y no se llevan al horno.. Y ahora existen unas maquinitas que se llaman tostiarepas, las metes allí y en minutos te estás comiendo tu arepa, deliciosa y tostadita.
La semana pasada estuvo Luís Gabriel en Caracas, visita médica a una maravillosa homeópata amiga, Emily Goetz. El gordito está sufriendo de alergias e iniciando el tortuoso camino de problemas respiratorios, y el salir corriendo a emergencia a hacerle nebulizaciones en la madrugada, porque el muchachito no respira bien. Emily es sencillamente una maga, una sabia maravillosa en estas lides. Una estupenda profesional de la medicina, en realidad.
Bueno, no perdí la oportunidad para sentarlo a que se iniciara en las artes culinarias, de la mano de su Lita (esa soy yo). Y nada como unas arepas para que un venezolano empiece a cocinar.

La primera aproximación a la masa fue realmente divertida, se nota en la cara!

Vamos a hacer las peloticas de masa

Uff, difícil... Pero es que con año y medio la motricidad fina no está desarrollada, así que a meterle los dedos y sentir textura

Mejor probarla, a ver qué tal…

Mientras esperamos las arepas, él se come el queso blanco con crema


Y, se nos olvidó tomarle fotos a las arepas listas. Sin embargo, para quienes no la conocen, aquí coloco una foto de una arepa. La foto es de wikipedia.

6 'compartires':

Anónimo dijo...

Imaginense!!!... espero por las arepitas dulces de su tatarabuela!!!!

Anónimo dijo...

zulmy!!!! arepas y yo con este hambre de dinosauria.
ojo q para el venezolano q esté afuera puede q tenga q cambiar las medidas de agua (segun la altura en donde vive) y hasta de sal (si es marina o de cantera)
te paso un link del paso por paso de las arepas ;)
http://elcuerpodecristo.com/wiki/arepa

patty de
www.pattyce.com.ar

Zulmy García dijo...

Hola Patty,
Gracias por el dato...
Besos de por estos lados...

Sis,
Verdad que la tatarabuela de LG, la abuela Elisa, hacía las mejores arepitas dulces... Lástima que no se las aprendí ;(

Besos

Mari dijo...

Qué imagenes más lindas!! que ayudante mas bonito!!! será buen cocinero, seguro y las arepas riquisimas
Sludos

Martha Plasencia dijo...

Te tengo un secreto de mi abuela. Colócale un huevo a la mezcla de la masa. Cuando tengas el agua y la sal colócale el huevo entero y la harina, amasa y verás que la masa será más suave. Al asarlas, freirlas, hornearlas (como quieras) seran más suaves a tu paladar.Que tengas éxito. Un abrazo desde Venezuela.

Reflexiones dijo...

Gracias por la receta, me pareció fantastica!